Archive for the ‘The Cure’ Category

THE CURE. pornography. 1982

noviembre 18, 2019

1. One Hundred Years
2. A Short Term Effect
3. The Hanging Garden
4. Siamese Twins
5. The Figurehead
6. A Strange Day
7. Cold
8. Pornography

Pornography es el cuarto álbum de la formación encabezada por el incombustible Robert Smith. Un disco que, según cuentan, pudo ser el último del trío londinense, pero acabó convirtiéndose en un hito dentro de la discografía de The Cure y de la historia de lo que hoy se conoce como rock gótico.

Yo no soy un incondicional de esta banda, pero disfruto mucho de sus hits y también me gustan sus discos más ambientales e introspectivos. En este caso, estamos ante uno de sus trabajos más “duros”, en los que apenas hay concesiones al pop y las canciones se suceden envueltas en instrumentaciones crudas y tétricas atmósferas.

Su sonido, junto a las circunstancias personales de Smith y la situación de la formación dentro de la industria musical, propiciaron que Pornography se convirtiera, a posteriori, en un disco defendido por los fans como una de las cumbres creativas de The Cure, como aquel reducto que el gran público no les arrebatará, al tratarse de un disco árido e inaccesible, sin ningún claro hit que pudiera haberse convertido en un single de éxito.

En mi opinión, Pornography no es ninguna obra maestra y probablemente su repercusión habría sido menor si la trayectoria de The Cure no hubiera seguido creciendo durante las siguientes décadas. En cualquier caso, considero que se trata de un buen disco, heredero del referente directo Ian Curtis y sus Joy Division, y buen reflejo de un contexto y una generación de músicos con gusto por la intensidad y el tremendismo, tales como Bauhaus, Siouxsie & The Banshees, The Sound, Echo & the Bunnymen, Wire, etc.

La canción que más llama mi atención es la inicial One Hundred Years, pero es probable que se deba en parte a que es la primera de las ocho. En el tramo central Siamese Twins The Figurehead muestran una gran crudeza, con ritmos tranquilos a base de contundentes percusiones salpicadas con evocadores punteos de guitarra. A Strange Day es la más pop del conjunto, el cual vuelve a los ambientes sonoros del inicio con Cold y termina con la homónima y psicodélica Pornography.

7 BUENO 

THE CURE. greatest hits. 2001

junio 10, 2011

1. Boys Don’t Cry
2. A Forest
3. Let’s Go To Bed
4. The Walk
5. The Lovecats
6. Inbetween Days
7. Close To Me
8. Why Can’t I Be You?
9. Just Like Heaven
10. Lullaby
11. Lovesong
12. Never Enough
13. High
14. Friday I’m In Love
15. Mint Car
16. Wrong Number
17. Cut Here
18. Just Say Yes

Este recopilatorio surgió a partir de una obligación contractual, y tiene el enorme interés de que reúne 18 singles de The Cure por orden cronológico, repasando toda su extensa trayectoria y aportando además dos nuevas canciones. Otro de los atractivos del álbum fue la inclusión de un CD extra, con todas las canciones del recopilatorio grabadas en formato acústico.

The Cure han sido capaces de crear grandes discos densos y oscuros, pero también han dado lugar a gran número de hits de pop luminoso. Son estas últimas las que suenan en los bares, y en este recopilatorio aparecen gran parte de ellas.

Personalmente, me parecen fundamentales canciones como Boys Don’t Cry, Inbetween Days, Why Can’t I Be You?, Friday I’m In Love, y por qué no, Cut Here, que es uno de los singles que se publicaron el mismo año de edición de este recopilatorio.

Ni que decir tiene que en el disco no solo merecen la pena las canciones mencionadas anteriormente, todas las canciones son estupendas y cuesta encontrar canciones discretas a lo largo de todo el recopilatorio.

8 NOTABLE

THE CURE. bloodflowers. 2000

abril 20, 2009

The Cure - Bloodflowers

1. Out Of This World
2. Watching Me Fall
3. Where The Birds Always Sing
4. Maybe Someday
5. The Last Day Of Summer
6. There Is No If
7. The Loudest Sound
8. 39
9. Bloodflowers

Bloodflowers se presentó como la vuelta a los orígenes de The Cure, y se asocia a Pornography (1982) y Disintegration (1989), por ser el tercer disco que tocaron en los conciertos The Cure: Trilogy.

A lo largo de toda su carrera, Robert Smith ha demostrado ser capaz de hacer discos densos, homogéneos y bastante oscuros, especialmente los tres citados anteriormente. Entre uno y otro, Smith ha sacado otros discos y singles más irregulares, entre los cuales se encuentran la inmensa mayoría de los grandes éxitos de la banda.

Tanto una faceta como otra tienen cosas buenas, de ahí la grandeza de The Cure; los “temazos” han hecho que cualquier moderno que se precie diga que le encanta The Cure, mientras que estos discos más oscuros, hacen que sus fieles seguidores no les dejen de tomar en serio.

Yo, personalmente, prefiero seguir bailando en los bares Friday I’m in Love y escuchando tranquilamente en mi casa discos como este Bloodflowers o Disintegration.

Bloodflowers es un buen disco, que suena reposado, denso, y homogéneo en la ambientación. Sus diferentes matices asoman tímidamente según transcurren las canciones, como los teclados de Out of this World, probablemente la mejor canción del disco.

7 BUENO

THE CURE. 4:13 dream. 2008

febrero 2, 2009

The Cure - 4 13 Dream

1. Underneath The Stars
2. The Only One
3. The Reasons Why
4. Freakshow
5. Sirensong
6. The Real Snow White
7. The Hungry Ghost
8. Switch
9. The Perfect Boy
10. This Here And Now With You
11. Sleep When I’m Dead
12. The Scream
13. It’s Over

Quién me iba a decir a mi que The Cure sería una de las mayores sorpresas de 2008, y lo mejor de todo es que sorprenden haciendo lo de siempre. Entonces, ¿dónde está la sorpresa? pues en que no esperaba que Robert Smith reapareciera con un disco que da un repaso a los sonidos de los Cure del pasado, manteniendo cierta rabia, emotividad e incluso parte de la frescura y el acierto de las composiciones de antaño.

4:13 Dream es todo un discazo, de principio a fin, con las instrumentaciones que caracterizan el sonido de este cincuentón gótico, y que envuelven y retuercen las canciones en diversos ambientes sonoros, a través de los cuales se asoman algunas melodías aun optimistas y vitales.

Hasta que escuché este disco, cada vez que veía al gordo de Robert me acordaba de Joaquín Reyes vestido de cuero negro, sobre la cama, y diciendo “un día vi un punto brillante en el horizonte… y era mi talento que se alejaba”. Pero parece que, después de todo, aun le queda algo de talento, o al menos conserva la habilidad suficiente como para darle una vuelta de tuerca a sus canciones de siempre y hacer un nuevo disco muy disfrutable.

Es complicado encontrar relleno entre las canciones del disco, cada canción tiene su aquel, aunque como en todo, uno tiene sus favoritas; a día de hoy podrían ser The Reasons Why, Freakshow, The Perfect Boy o The Scream, por decir algunas. Una lástima que la voz de Robert Smith en casi todos sus discos me resulte demasiado cargante y no me deje disfrutar de ellos tanto como se merecen.

7 BUENO