Archive for the ‘Joaquín Sabina’ Category

JOAQUÍN SABINA. lo niego todo. 2017

mayo 31, 2017

Joaquin Sabina - Lo niego todo

1. Quién más, quién menos
2. No tan deprisa
3. Lo niego todo
4. Postdata
5. Lágrimas de mármol
6. Leningrado
7. Canción de primavera
8. Sin pena ni gloria
9. Las noches de domingo acaban mal
10. ¿Qué estoy haciendo aquí?
11. Churumbelas
12. Por delicadeza

Han pasado ya quince años desde la publicación de Dímelo en la calle (2002), en mi opinión el último buen disco que Joaquín Sabina grabó contando con la producción de Antonio García De Diego y Pancho Varona. Después de los prescindibles Alivio De Luto (2005) y Vinagre y rosas (2009) parece una buena decisión probar un cambio en la producción y contar con la ayuda de nuevos músicos.

No tengo claro que Leiva sea el más indicado para producir el nuevo trabajo de Sabina, pero al escuchar Lo niego todo queda claro que al de Úbeda le ha sentado bien el aire fresco, algo parecido a lo que sucedió cuando se juntó con Alejo Stivel para grabar el estupendo 19 días y 500 noches (1999), pero sin un resultado tan brillante en esta ocasión.

Joaquín Sabina aprueba en su labor como letrista, de nuevo con la colaboración de Benjamín Prado en cinco canciones; No tan deprisa, Postdata, Sin pena ni gloria (en la que firma también Leiva como letrista), Las noches de domingo acaban mal y Por delicadeza. El paso del tiempo y la veteranía de Sabina están presentes en canciones como Quién más quién menos, Lo niego todo, Postdata, Lágrimas de mármol, etc… algo más que lógico en un músico que a sus 68 años canta estupendamente, siendo su voz quebrada uno de los puntos fuertes del sonido del álbum.

No es que el sonido que acompaña la voz de Joaquín llegue a estropear las canciones, pero en ocasiones resulta algo enlatado, como si se tratara de rock prefabricado y previsible. Entiendo que gran parte de la responsabilidad del sonido que no llega a convencerme la tiene Leiva en su labor de productor, por lo que no puedo ponerle buena nota en esa faceta, al contrario sucede en su labor como músico, ya que participa en la composición de 8 canciones que en general me parecen buenas; en solitario firma la música de Las noches de domingo acaban mal, un rock de lo más ortodoxo al que no le falta un buen teclado y el saxo a lo Rolling Stones. De Leiva y Sabina es la música de algunas de las canciones más “sensibleras” del conjunto; Quién más quién menos, Lo niego todo, Lágrimas de mármol y la buena composición acústica que cierra el álbum, Por delicadeza. No tan deprisa es una de las canciones que más me gustan del disco, un homenaje al gran JJ Cale, en cuya música además de Leiva participan Antonio García de Diego, Rubén Pozo y César Pop. También pone música Leiva a Sin pena ni gloria junto con Carlos Raya, una canción que parece una versión desmejorada de Aves de paso y no me gusta demasiado. También participa Leiva en el reggae ¿Qué estoy haciendo aquí?, la cual me parece uno de los grandes aciertos de Lo niego todo, y que cuneta también con la colaboración de Jaime Asúa.

En las cuatro canciones cuya música no firma Leiva han participado diferentes músicos; Postdata es una gran composición de Ariel Rot que se acerca a la ranchera, Leningrado cuenta con la discreta música del ya mencionado Jaime Asúa, la música de Canción de primavera es obra Pablo Milanés, y el propio Joaquín Sabina demuestra en Churumbelas que la rumba se le da estupendamente.

En resumen, Lo niego todo me parece una buena noticia para la extensa discografía de Joaquín Sabina, un trabajo mejorable en el tratamiento del sonido y la instrumentación, sin ninguna canción que pueda colarse claramente dentro de la colección de clásicos de Sabina, pero con suficiente nivel como para considerarlo un buen disco que contiene algunas canciones destacables. Las que más me gustan son No tan deprisa, Postdata, y especialmente ¿Qué estoy haciendo aquí? y Churumbelas.

7 BUENO

SERRAT & SABINA. la orquesta del titanic. 2012

febrero 21, 2013

Serrat & Sabina - La Orquesta Del Titanic

1. La orquesta del Titanic
2. Despues de los despueses
3. Idiotas, palizas y calientabraguetas
4. Canción de navidad
5. Quince o veinte copas
6. Acuérdate de mí
7. Hoy por tí, mañana por mí
8. Dolent de mena (malo por naturaleza)
9. Martinez
10. Cuenta conmigo
11. Maldito blues

Nunca me ha enganchado la música de Joan Manuel Serrat, pero soy seguidor de Joaquín Sabina desde hace muchos años, aunque sus últimos discos no me han gustado; Alivio de luto (2005) y Vinagre y rosas (2009) están muy lejos de discazos como Yo, mi, me, contigo (1996), 19 días y 500 noches (1999) o Dímelo en la calle (2002)… es por ésto que no esperaba demasiado de La Orquesta del Titanic, y puedo decir que me llevé una grata sorpresa cuando descubrí que se trata de un buen disco.

No se trata de un disco fundamental dentro de la trayectoria de sus dos autores, pero se trata de un trabajo muy digno, con buenas canciones entre las que encuentro algunas destacables, como La orquesta del Titanic o Hoy por tí mañana por mí, esta última me gusta especialmente y creo que se trata de un gran logro por parte de dos músicos que actualmente no tienen necesidad de hacer grandes cosas para tener un relativo éxito.

7 BUENO

JOAQUÍN SABINA. dímelo en la calle. 2002

mayo 18, 2012

1. No permita la virgen
2. Vámonos pal sur
3. La canción más hermosa del mundo
4. Como un dolor de muelas
5. 69 punto G
6. Peces de ciudad
7. El café de Nicanor
8. Lágrimas de plástico azul
9. Yo también sé jugarme la boca
10. Arenas movedizas
11. Ya eyaculé
12. Cuando me hablan del destino
13. Camas vacías
14. Semos diferentes

Es posible que Joaquín Sabina no saque nunca más un buen disco, pero no por ello hay que dejar de valorar lo que consiguió hace tiempo; Yo, mi, me, contigo (1996), 19 días y 500 noches (1999) y, en menor medida, este Dímelo en la calle son discazos incuestionables.

Tras sobreponerse a graves problemas de salud, Joaquín Sabina publicó este álbum con catorce canciones en las cuales caben la emoción, las buenas letras, el sentido del humor, el buen gusto musical… en este disco encontramos de vuelta a Antonio García Diego y Pancho Varona, que dicho sea todo, no superan la anterior entrega en la que Sabina se
asoció con Alejo Stivel.

El disco no contiene ninguna de las mejores canciones de Sabina, pero cuenta con grandes composiciones emotivas como No permita la virgen, La canción más hermosa del mundo, Peces de ciudad o Arenas movedizas; otras más eclécticas y folclóricas como El café de Nicanor, Yo también sé jugarme la boca o Camas vacías; el sentido del humor no falta en otras como Ya eyaculé o Semos diferentes, perteneciente a la banda sonora de Torrente.

9 MUY BUENO

JOAQUÍN SABINA. nos sobran los motivos. 2000

septiembre 3, 2010

nos sobran los motivos 2000[]

Acústico
1. Nos sobran los motivos
2. Tan Joven y tan Viejo
3. Una canción para la Magdalena
4. Ruido
5. De purísima y oro
6. Calle Melancolía
7. Rosa de Lima
8. Que se llama Soledad
9. 19 Días y 500 Noches
10. Contigo
11. Noches de Boda / Y nos dieron Las Diez

Eléctrico
1. Yo me bajo en Atocha
2. Princesa / Barbi Superestar
3. ¿Quién me ha robado el mes de Abril? / Asi estoy yo sin ti
4. Medias Negras
5. Pacto entre Caballeros
6. Donde habita el olvido
7. Conductores Suicidas
8. La del Pirata cojo
9. Y sin embargo te quiero (Olga Román)
10. Y sin embargo

Si tuviera que quedarme con un único disco de Joaquín Sabina no lo dudaría, elegiría Nos sobran los motivos. Es un discazo, grabaciones en directo de buena calidad, en las que el de Úbeda repasa un repertorio extraordinario, combinando sus canciones más clásicas con hasta siete del que era entonces su último disco, 19 días y 500 noches (1999).

Muchas de las canciones, especialmente las de los ochenta, mejoran en la versión en directo, pero en cualquier caso se trata de un cancionero sobresaliente, y es un verdadero placer disfrutarlo. La separación en dos CD’s, Acústico y Eléctrico, me parece todo un acierto.

En mi opinión sale ganando el Acústico, aunque no por goleada, puesto que en el Eléctrico encontramos estupendas versiones de canciones como Princesa, Así estoy yo sin ti, Pacto entre Caballeros… y mi favorita de todo el disco; Y sin embargo. En el Acústico aparecen otras como Tan Joven y tan Viejo, Que se llama Soledad, o las fantásticas Calle Melancolía y Contigo. Lo peor de este disco es su horrible portada, en mi opinión mejoraría bastante si se eliminara el texto y quedara tan solo la fotografía.

10 EXCELENTE

JOAQUÍN SABINA. 19 días y 500 noches. 1999

abril 30, 2010

19 días y 500 noches 1999[]

1. Ahora que…
2. 19 Días y 500 noches
3. Barbi superestar
4. Una canción para la Magdalena
5. Dieguitos y mafaldas
6. A mis cuarenta y diez
7. El caso de la rubia platino
8. Donde habita el olvido
9. Cerrado por derribo
10. Pero qué hermosas eran
11. De purísima y oro
12. Como te digo una “co” te digo la “o”
13. Noches de boda

Creo los mejores discos de Sabina son los de la década de los 90, especialmente Esta boca es mía (1994), Yo, mi, me, contigo (1996) y este 19 días y 500 noches. Ya en el nuevo siglo llegó Dímelo en la calle (2002), en mi opinión, el último gran disco de Joaquín.

La producción de Alejo Stivel fue muy apropiada para dar forma a trece estupendas y variadas canciones, todas buenas, no encuentro relleno en este disco. Entre todas yo destacaría algunas como; Ahora que…una canción muy buena que pasó bastante desapercibida, 19 Días y 500 noches (hit), Barbi superestar, con  Sabina haciendo lo que mejor se le da, Cerrado por derribo, que acabó convirtiéndose en un himno, y el sentido del humor está muy presente en Pero qué hermosas eran y en Como te digo una “co” te digo la “o”, que es un puntazo de canción.

A la fuerza, uno de los mejores discos de Joaquín Sabina.

9 MUY BUENO

JOAQUÍN SABINA. vinagre y rosas. 2009

diciembre 17, 2009

Joaquin Sabina Vinagre y Rosas

1. Tiramisú de limón
2. Viudita de Clicquot
3. Cristales de Bohemia
4. Parte meteorológico
5. Ay! Carmela
6. Virgen de la Amargura
7. Agua pasada
8. Vinagre y rosas
9. Embustera
10. Nombres impropios
11. Menos dos alas
12. Crisis
13. Blues del alambique
Bonus track
14. Violetas para Violeta

Joaquín Sabina, adorado por muchos, odiado por otros tantos e ignorado por algunos, es sin duda un popular personaje de nuestra democrática España… es más que obvio que sus mejores tiempos pasaron hace mucho, lejos quedan ya Esta boca es mía (1994) o Yo, mi, me, contigo (1996). Yo, sin ser un incondicional de Sabina, siempre escucho sus nuevos trabajos, por si me encuentro con alguna sorpresa, como sucedió en Dímelo en la calle (2002).

Parece que Joaquín pasaba por una etapa de felicidad sentimental que le impedía escribir canciones, por ello se apoyó en Benjamín Prado y en la ciudad de Praga; pienso que no hay necesidad de forzar las cosas, y si no sale, pues no sale. Encuentro buenas intenciones en Vinagre y Rosas, pero unos resultados bastante flojos.

La mayor parte del repertorio del disco me produce una indiferencia similar a la que me produjo Alivio de Luto (2005), pero algunas canciones me recuerdan lo que a mí me gusta de Sabina, precisamente las que se alejan del sonido que parece que De Diego, Varona y el propio Joaquín se empeñan en inculcar al Sabina del nuevo siglo.

Me gusta cuando la letra y la voz de Sabina se acompaña de ritmos clásicos; rock, rumba, vals, etc… pero con cierto toque cutre-salchichero que evidencia que no se toma demasiado en serio a sí mismo, que no pretende ser excesivamente transcendental… ésto no parece estar dispuesto a hacerlo demasiado últimamente; pero el rock a lo JJ Cale de Parte meteorológico o la rumba en Menos dos alas hacen que no pierda la esperanza.

En segunda línea quedarían las canciones normalitas, que podrían salvarse, como el primer single, Tiramisú de limón, Embustera (va a ser que no le sienta mal juntarse con Pereza), Ay! Carmela o el Blues del alambique. El resto no llegan a ser buenas canciones, algo les falta… y es por ello que el disco no ha llegado a convencerme.

Mención especial merece el bonus track, Violetas para Violeta, que me parece de lo mejor del conjunto, me hubiera gustado un disco entero en esta línea.

6 AGRADABLE