Archive for the ‘Erlend Øye’ Category

KINGS OF CONVENIENCE. riot on an empty street. 2004

agosto 12, 2019

1. Homesick
2. Misread
3. Cayman Islands
4. Stay Out of Trouble
5. Know How (feat. Feist)
6. Sorry or Please
7. Love Is No Big Truth
8. I’d Rather Dance With You
9. Live Long
10. Surprise Ice
11. Gold in the Air of Summer
12. The Build-Up (feat. Feist)

Riot On An Empty Street es un discreto disco de folk-pop acústico y delicado, que muestra el crecimiento y la madurez del proyecto musical de los noruegos Erlend Øye y Eirik Glambek Bøe.

Únicamente Misread llama la atención por encima del resto, con un teclado que no llega a invitar al baile, pero ofrece la versión más animada y tropical del dúo. El resto del repertorio contribuye a configurar un álbum sólido y agradable, óptimo para amenizar cualquier velada tranquila.

Sin canciones especialmente destacables, es fácil que la minimalista fórmula de Kings of Convenience llegue a aburrir con el paso de los minutos, pero este álbum logra mantener cierto interés gracias a los arreglos de Stay Out of Trouble o I’d Rather Dance With You (que me recuerda a Sr. Chinarro), el aire bossa de Live Long o las acertadas aportaciones de la canadiense Feist en Know How y la última y algo aburrida The Build-Up.

7 BUENO

Anuncios

THE WHITEST BOY ALIVE. rules. 2009

septiembre 20, 2017

The Whitest Boy Alive - Rules

1. Keep a Secret
2. Intentions
3. Courage
4. Timebomb
5. Rollercoaster Ride
6. High on the Heels
7. 1517
8. Gravity
9. Promise Less or Do More
10. Dead End
11. Island

El noruego Erlend Øye es un músico al que es fácil admirar gracias a su trabajo como parte de Kings Of Convenience y a los discos de The Whitest Boy Alive, formación que completó Marcin Öz al bajo, Sebastian Maschat a la batería y Daniel Nentwig a los teclados y sintetizadores.

Rules es el segundo y último disco del grupo antes de su disolución en 2014, una buena continuación del anterior Dreams (2006) en el que The Whitest Boy Alive vuelve a ofrecer una dosis de pop elegante con tintes electrónicos, los cuales hacen que su música llegue a ser bailable en ocasiones.

No encuentro en el álbum grandes hitos que puedan ser recordados más allá de por formar parte de un conjunto equilibrado y disfrutable de principio a fin. Siendo Intentions la canción que más me gusta, creo que el resto del repertorio mantiene sobradamente el nivel, e incluso los momentos más discretos y reposados como Rollercoaster Ride o Gravity le sientan bien al conjunto.

7 BUENO

KINGS OF CONVENIENCE. declaration of dependence. 2009

julio 5, 2017

Kings of Convenience - Declaration of Dependence

1. 24-25
2. Mrs. Cold
3. Me in You
4. Boat Behind
5. Rule My World
6. My Ship Isn’t Pretty
7. Renegade
8. Power of Not Knowing
9. Peacetime Resistance
10. Freedom and Its Owner
11. Riot on an Empty Street
12. Second to Numb
13. Scars on Land

Los noruegos Erlend Øye y Eirik Glambek Bøe son Kings Of Convenience desde 1999, aunque su tercer y último disco hasta la fecha, Declaration of Dependence, se hizo de rogar y llegó cinco años después de Riot on an Empty Street (2004), cuando Erlend Øye había grabado ya en solitario y como parte de The Whitest Boy Alive, por su parte Eirik Glambek Bøe tampoco ha estado de brazos cruzados y actualmente forma parte de la banda Kommode. Casi ocho años después de la publicación de Declaration of Dependence sabemos que Kings Of Convenience siguen en activo y han trabajado en nuevas canciones, pero parece que el cuarto disco también se hará de rogar.

Kings Of Convenience dominan el folk-pop acústico, delicado y sin artificios, de ello dan buena muestra en Declaration of Dependence, un bonito álbum que deja algunas canciones para el recuerdo y cuenta con una primera mitad especialmente inspirada. Acertadísima me parece la suave e introductoria 24-25, que cierra la cara-A en la edición en vinilo, así como Mrs. Cold, cuyos aires de bossa nova hacen que resulte singular dentro del conjunto, al igual que Rule My World. Éstas son mis favoritas del álbum, mientras que Me in You y Boat Behind son otras dos canciones que contribuyen a que el inicio del disco me parezca inmejorable.

Sería demasiado pedir que el dúo fuera capaz de mantener el nivel de las canciones mencionadas durante los 45 minutos del álbum, pero la austeridad del sonido acaba pesando en una segunda mitad bastante más discreta, donde Peacetime Resistance y Freedom and Its Owner destacan por encima del resto.

7 BUENO