Archive for the ‘2017’ Category

BOB DYLAN. triplicate. 2017

julio 15, 2017

Bob Dylan - Triplicate

Disc 1. ‘Til the Sun Goes Down
1. I Guess I’ll Have to Change My Plan
2. The September of My Years
3. I Could Have Told You
4. Once Upon a Time
5. Stormy Weather
6. This Nearly Was Mine
7. That Old Feeling
8. It Gets Lonely Early
9. My One and Only Love
10. Trade Winds

Disc 2. Devil Dolls
1. Braggin’
2. As Time Goes By
3. Imagination
4. How Deep Is the Ocean?
5. P.S. I Love You
6. The Best Is Yet to Come
7. But Beautiful
8. Here’s That Rainy Day
9. Where Is the One?
10. There’s a Flaw in My Flue

Disc 3. Comin’ Home Late
1. Day In, Day Out
2. I Couldn’t Sleep a Wink Last Night
3. Sentimental Journey
4. Somewhere Along the Way
5. When the World Was Young
6. These Foolish Things
7. You Go to My Head
8. Stardust
9. It’s Funny to Everyone But Me
10. Why Was I Born?

Al igual que el disco de villancicos Christmas in the Heart (2009), cuando escuché Shadows in the Night (2015) no llamó mi atención, lo entendí como un disco de versiones puntual, un capricho que Bob Dylan se podía permitir homenajeando a su vez al gran Frank Sinatra. Un año después se publicó Fallen Angels (2016), una continuación del anterior que dejó claro que Dylan se estaba tomando en serio su nueva faceta. Triplicate suma otras 30 revisiones del cancionero clásico norteamericano, completando un total de 52 si contamos los dos discos anteriores.

Puede parecer que la elección del formato triple es excesiva, aunque personalmente me parece uno de los grandes aciertos de Triplicate, de hecho creo que es la cantidad lo que ha hecho que el conjunto me acabe resultando atractivo, hasta tal punto que es ahora cuando he decidido hacerme con una copia de Shadows in the Night (2015) y Fallen Angels (2016) para completar mi colección.

Creo que esta nueva etapa de Bob Dylan es tan honesta y respetable como lo ha sido toda la trayectoria del genio de Minnesota. Con 24 años decidió vestir su folk con sonidos eléctricos, a los 30 años mostró su interés por Elvis y el country en sus grabaciones, con 38 años se convirtió al cristianismo… parece razonable que a los 74 años le apetezca revisar el cancionero estadounidense, conocido como Great American Songbook.

También me parece un acierto que entre las canciones escogidas no haya demasiadas muy conocidas, de manera que no se trata de un disco de versiones de éxitos del pasado, sino de la reivindicación de un cancionero que con el tiempo podría caer en el olvido, y que sin duda, el hecho de que sean versionadas por una personalidad como Dylan las devuelve a la actualidad.

Entre las más conocidas del repertorio se encuentran algunas como Stormy Weather, canción de 1933 popularizada por intérpretes de la talla de Lena Horne (1943), Billie Holiday (1952), Judy Garland (1960) o Etta James (1960), y que cuenta incluso con su versión hip-hop industrial a cargo de Fats Comet (1985). También archi-conocida es As Time Goes By, canción de un musical de 1931 conocida principalmente por ser la banda sonora de Casablanca (1942), interpretada en su momento por Dooley Wilson. Sentimental Journey es otra popular canción de 1944, cuya versión más recordada es la de Ella Fitzgerald (1947).

Parece ser que las canciones están divididas en tres bloques según su temática, algo que mi desconocimiento del inglés me impide apreciar, el CD 1 lleva por título ‘Till The Sun Goes Down (Hasta que se ponga el Sol), el CD 2 Devil Dolls (algo así como Muñecas Diabólicas) y el CD 3 Comin’ Home Late (Volver tarde a casa). Cada uno de los tres contiene diez canciones y su duración escasamente rebasa la media hora de duración, lo que ayuda a que su escucha sea tan ligera como lo son también las canciones que contiene.

No puedo decantarme por ninguna de las tres partes de Triplicate, y lo mismo me sucede con sus canciones, todas me parecen buenas pero no encuentro ninguna especialmente destacable. Las que más me gustan son las que inician cada uno de los CDs; I Guess I’ll Have to Change My Plan, Braggin’ y Day In Day Out, pero no sé si es porque son las primeras en aparecer o porque realmente Dylan ha escogido iniciar con las mejores.

Otro acierto que encuentro en esta colección de canciones, y quizá el más importante, es que Bob Dylan ofrece excelentes interpretaciones, con un sonido muy cuidado, elegante y contenido en líneas generales, ofreciendo una particular y atemporal revisión de unas canciones que probablemente nunca habrían llamado mi atención de no ser por la labor del recientemente galardonado con el Premio Novel de Literatura.

7 BUENO

NUDOZURDO. voyeur amateur. 2017

julio 8, 2017

Imprimir

1. Bondage Belcanto
2. Beso Co-Rector
3. Voyeur Amateur
4. Estás Tan Perdida
5. Jaula De Oro
6. Bronca Zapiro
7. Úrsula Hay Nieve En Casa
8. Genocida Bilingüe
9. La Ruta De Los Balcanes
10. Adaptación Coral

Voyeur Amateur es el quinto disco de la banda madrileña liderada por Leopoldo Mateos, una buena noticia para todos los que disfrutamos con sus tres primeros álbumes, y quizá no tan buena para los que esperaban que Nudozurdo diera continuidad al cambio de sonido propuesto en el anterior Rojo es peligro (2015), un buen trabajo que pasó bastante desapercibido, y que en mi opinión no explotó algunas de las principales virtudes de la banda que están de vuelta en su nuevo álbum. En Voyeur amateur el post-punk enérgico de bucles hipnóticos está de vuelta, pero también cierta irregularidad en el repertorio, algo que no sucedía en el mencionado Rojo es peligro (2015).

En Voyeur Amateur encontramos numerosas canciones que hacen que el nivel del conjunto sea bueno; las iniciales y efectivas Bondage Belcanto y Beso Co-Rector, Jaula De Oro, y un estupendo tramo final con el medio tiempo Genocida Bilingüe, La Ruta De Los Balcanes, una extensa canción con un discreto inicio y un final apabullante, y un correcto y reposado cierre con Adaptación Coral. En esta última, así como en la épica Estás Tan Perdida y la floja Úrsula Hay Nieve En Casa, los violines tienen bastante presencia. Es el bloque central el que impide que este disco esté entre mis favoritos, con canciones como Bronca Zapiro, la que menos me gusta junto con las mencionadas Estás Tan Perdida y Úrsula Hay Nieve En Casa.

Mención aparte merece la homónima Voyeur Amateur, un temazo a la altura de las canciones que hacen de Nudozurdo una banda singular, y que puedo incorporar sin problema a una lista en la que ya están Dentro de él e Ilumina tu cuerpo de Nudozurdo (2002), la extraordinaria El Hijo de Dios de Sintética (2008) y Laser Love de Tara Motor Hombre (2011).

8 NOTABLE

LOS PLANETAS. zona temporalmente autónoma. 2017

junio 29, 2017

Los Planetas - Zona Temporalmente Autónoma

1. Islamabad
2. Una cruz a cuestas
3. Soleá
4. Seguiriya de los 107 faunos
5. Hierro y níquel
6. Porque me lo digas tú
7. Libertad para el solitario
8. La gitana
9. Ijtihad
10. Espíritu olímpico
11. Zona autónoma permanente
12. Amanecer
13. Hay una estrella
14. Guitarra roja

Siete años después de Una Ópera Egipcia (2010) llega el noveno álbum de mi grupo favorito, un discazo que en principio me pareció un paso más en la evolución y madurez de la banda granadina, al poco tiempo ya estaba disfrutando al máximo de cada una de sus catorce canciones, y a día de hoy me atrevo a afirmar que Zona temporalmente autónoma es una nueva obra maestra de Los Planetas.

En el nuevo disco de Los Planetas conviven a la perfección las músicas que han venido desarrollando desde sus inicios; el pop de guitarras, la psicodélia, etc… con otros elementos que han incorporado por el camino, como el folclore flamenco y los arreglos electrónicos. Se trata de un disco muy completo, que sin renunciar a cierta unidad ofrece tanto canciones con largos desarrollos (Islamabad, La gitana o Guitarra roja) como potenciales hits de pop inmediato (Hierro y níquel, Ijtihad o Espíritu olímpico).

Es difícil entender la grandeza de Los Planetas sin apreciar la figura de Juan Ramón Rodríguez (Jota), cuyo talento, personalidad y saber-hacer ha quedado patente en cada uno de sus trabajos musicales, al igual que ocurre en las catorce canciones de Zona temporalmente autónoma, a pesar de que no son muchas las que firma Jota en solitario; Porque me lo digas tú, Zona autónoma permanente, Amanecer y Hay una estrella. No faltan sus ya habituales adaptaciones de cantes populares; Soleá, Hierro y níquel (soleares de Aurelio de Cádiz y Manolo Caracol), Ijtihad (alegrías de El Mochuelo) y Una cruz a cuestas (fandango de Manuel Vallejo). También parte de cantes populares en las dos canciones a las que pone música un inspiradísimo Florent; Libertad para el solitario (fandango de Enrique Morente con referencia a Manuel Agujetas) y el genial single de presentación Espíritu olímpico (tangos del Sacromonte).

El resto del repertorio lo completa una serie de curiosidades compositivas que se reparten a lo largo del álbum; Islamabad es una reinterpretación de Ready pa morir de la joven estrella del trap Yung Beef (PXXR GVNG), en Seguiriya de los 107 Faunos Jota parte de la música de Por ir a comprar, canción de 107 Faunos, cuya autor es el miembro de la banda argentina Juan Pablo Bava. En La gitana Jota adapta un poema que el polifacético ocultista Aleister Crowley escribió tras encapricharse de una gitana durante un viaje a Granada. Y por último, el álbum se cierra con Guitarra Roja, en la que Jota canta la letra de una canción de 1928 del payador argentino Martín Castro, titulada también Guitarra Roja.

El título del álbum hace referencia al manifiesto del escritor anarquista neoyorquino Hakim Bey, Temporary Autonomous Zone (TAZ), en el que describe una táctica para crear espacios temporales que eluden el control socio-político. Ésto, junto al contenido político de canciones como Islamabad, Guitarra roja, y mucho menos explícito en Libertad para el solitario, no me parecen argumentos suficientes para considerar Zona temporalmente autónoma como el “disco político” de Los Planetas. Realmente el tema predominante del álbum son, como en el resto de su discografía, las relaciones afectivas, el amor y especialmente el desamor, que siempre les ha dado buenos resultados y en esta ocasión está muy presente en Porque me lo digas tú, también en las desoladoras Una cruz a cuestas, Soleá y Seguiriya de los 107 Faunos, así como en la esperanzadora Hierro y níquel.

Creo que el orden de las canciones está muy bien escogido, gracias a ello el álbum mantiene la unidad pese a contener canciones bastante heterogéneas. La introductoria Islamabad es una perfecta forma de dar comienzo a un disco cuyo inicio es reposado, con canciones que tienen mucho que ver con la etapa post-Leyenda del Espacio (2007); Una cruz a cuestas, con la colaboración de Soleá Morente, Soleá y Seguiriya de los 107 Faunos, tres canciones que en el tramo final del disco podrían pasar más desapercibidas, pero que introducen al oyente plenamente en la atmósfera “planetera” antes de afrontar una parte central del álbum plagada de temazos; Hierro y níquel, Porque me lo digas tú y Libertad para el solitario son tres potenciales hits, tras los cuales aparece un oportuno descanso, una gran canción que se aleja del pop inmediato de las anteriores para devolvernos al intimismo del tramo inicial, La gitana empieza reposada y algo confusa para terminar convenciendo en su segunda mitad gracias a su desarrollo instrumental y una melodía con gancho.

Tras La gitana el disco vuelve al pop más internacional con Ijtihad, donde cantan parte de la letra de Isla de Encanta de Pixies, y Espíritu olímpico, el gran temazo del álbum donde Florent se luce con guitarras a lo The Cure y cuyo final cuenta con unos exquisitos coros de La Bien Querida.

No está todo dicho tras la canción más redonda del álbum, ya que para el tramo final del se reservan cuatro interesantísimas canciones; Zona autónoma permanente es una estupenda e inocente declaración de amor que me remite a las atmósferas de Unidad de desplazamiento (2000), al igual que Amanecer, otra muy buena canción que pasa demasiado desapercibida por culpa de lo bien rodeada que está. Hay una estrella es una nana que remite a Los Planetas más acústicos de Linea 1 o Canción para ligar (o para que me dejes), ésta podría ser un buen cierre para el disco, pero más redondo es el final con la extensa, ambiental y sugerente Guitarra roja.

9 MUY BUENO

THE JESUS AND MARY CHAIN. demage and joy. 2017

junio 13, 2017

The Jesus and Mary Chain - Damage and Joy

1. Amputation
2. War on Peace
3. All Things Pass
4. Always Sad
5. Songs for a Secret
6. The Two of Us
7. Los Feliz (Blues and Greens)
8. Mood Rider
9. Presidici (Et Chapaquiditch)
10. Get on Home
11. Facing Up to the Facts
12. Simian Split
13. Black and Blues
14. Can’t Stop the Rock

Los hermanos Reid se han atrevido a publicar un nuevo álbum casi veinte años después de la publicación de Munki (1998). Durante este periodo han realizado giras y han publicado algunos recopilatorios, también han grabado canciones en solitario y se involucraron en el proyecto musical de su hermana LindaSister Vanilla.

En este disco aparecen algunas de las canciones en las que trabajaron años atrás; The Two of Us y Can’t Stop the Rock son canciones del álbum Sister Vanilla (2005), en la primera cuentan con la participación de Isobel Campbell (ex-Belle And Sebastian) y en la segunda con la propia Linda Reid. Isobel Campbell también colabora en Songs for a Secret, una canción que editó como single Jim Reid en 2005. Otra de las canciones publicadas anteriormente es All Things Pass, que fue banda sonora de un programa de TV en 2008 y es una de las canciones que más me gustan del álbum.

La aparición de voces femeninas es una constante en este disco, a las mencionadas Isobel Campbell (Songs for a Secret y The Two of Us) y Linda Reid (Los Feliz (Blues and Greens) y Can’t Stop the Rock) se suman la novia de William Reid, Bernadette Denning, en Always Sad, y Sky Ferreira en Black And Blues. Estas voces femeninas ayudan a que algunas de las canciones más reposadas no resulten aburridas y el conjunto sea menos monótono.

The Jesus And Mary Chain sigue en activo, y Demage and Joy me parece una consecuencia lógica de su actividad, al igual que comprendo que a estas alturas no publiquen con tanta regularidad, calidad y frescura como en sus inicios. Demage and Joy es un disco que me gusta a pesar de que saldría perdiendo en cualquier comparación con el trabajo anterior de la banda escocesa.

Encuentro dentro del conjunto bastantes canciones destacables, como la inicial Amputation, la mencionada All Things Pass, Presidici (Et Chapaquiditch), Facing Up to the Facts y Get on Home, una canción con bastante garra que es mi favorita de Demage and Joy. El resto del repertorio me parece entre correcto y flojo, siendo las que menos me gustan algunas como la extensa War on Peace, y el tramo central conformado por Los Feliz (Blues and Greens) y Mood Rider.

7 BUENO

JOAQUÍN SABINA. lo niego todo. 2017

mayo 31, 2017

Joaquin Sabina - Lo niego todo

1. Quién más, quién menos
2. No tan deprisa
3. Lo niego todo
4. Postdata
5. Lágrimas de mármol
6. Leningrado
7. Canción de primavera
8. Sin pena ni gloria
9. Las noches de domingo acaban mal
10. ¿Qué estoy haciendo aquí?
11. Churumbelas
12. Por delicadeza

Han pasado ya quince años desde la publicación de Dímelo en la calle (2002), en mi opinión el último buen disco que Joaquín Sabina grabó contando con la producción de Antonio García De Diego y Pancho Varona. Después de los prescindibles Alivio De Luto (2005) y Vinagre y rosas (2009) parece una buena decisión probar un cambio en la producción y contar con la ayuda de nuevos músicos.

No tengo claro que Leiva sea el más indicado para producir el nuevo trabajo de Sabina, pero al escuchar Lo niego todo queda claro que al de Úbeda le ha sentado bien el aire fresco, algo parecido a lo que sucedió cuando se juntó con Alejo Stivel para grabar el estupendo 19 días y 500 noches (1999), pero sin un resultado tan brillante en esta ocasión.

Joaquín Sabina aprueba en su labor como letrista, de nuevo con la colaboración de Benjamín Prado en cinco canciones; No tan deprisa, Postdata, Sin pena ni gloria (en la que firma también Leiva como letrista), Las noches de domingo acaban mal y Por delicadeza. El paso del tiempo y la veteranía de Sabina están presentes en canciones como Quién más quién menos, Lo niego todo, Postdata, Lágrimas de mármol, etc… algo más que lógico en un músico que a sus 68 años canta estupendamente, siendo su voz quebrada uno de los puntos fuertes del sonido del álbum.

No es que el sonido que acompaña la voz de Joaquín llegue a estropear las canciones, pero en ocasiones resulta algo enlatado, como si se tratara de rock prefabricado y previsible. Entiendo que gran parte de la responsabilidad del sonido que no llega a convencerme la tiene Leiva en su labor de productor, por lo que no puedo ponerle buena nota en esa faceta, al contrario sucede en su labor como músico, ya que participa en la composición de 8 canciones que en general me parecen buenas; en solitario firma la música de Las noches de domingo acaban mal, un rock de lo más ortodoxo al que no le falta un buen teclado y el saxo a lo Rolling Stones. De Leiva y Sabina es la música de algunas de las canciones más “sensibleras” del conjunto; Quién más quién menos, Lo niego todo, Lágrimas de mármol y la buena composición acústica que cierra el álbum, Por delicadeza. No tan deprisa es una de las canciones que más me gustan del disco, un homenaje al gran JJ Cale, en cuya música además de Leiva participan Antonio García de Diego, Rubén Pozo y César Pop. También pone música Leiva a Sin pena ni gloria junto con Carlos Raya, una canción que parece una versión desmejorada de Aves de paso y no me gusta demasiado. También participa Leiva en el reggae ¿Qué estoy haciendo aquí?, la cual me parece uno de los grandes aciertos de Lo niego todo, y que cuneta también con la colaboración de Jaime Asúa.

En las cuatro canciones cuya música no firma Leiva han participado diferentes músicos; Postdata es una gran composición de Ariel Rot que se acerca a la ranchera, Leningrado cuenta con la discreta música del ya mencionado Jaime Asúa, la música de Canción de primavera es obra Pablo Milanés, y el propio Joaquín Sabina demuestra en Churumbelas que la rumba se le da estupendamente.

En resumen, Lo niego todo me parece una buena noticia para la extensa discografía de Joaquín Sabina, un trabajo mejorable en el tratamiento del sonido y la instrumentación, sin ninguna canción que pueda colarse claramente dentro de la colección de clásicos de Sabina, pero con suficiente nivel como para considerarlo un buen disco que contiene algunas canciones destacables. Las que más me gustan son No tan deprisa, Postdata, y especialmente ¿Qué estoy haciendo aquí? y Churumbelas.

7 BUENO

TENNIS. yours conditionally. 2017

mayo 16, 2017

Tennis - Yours Conditionally

1. In The Morning I’ll Be Better
2. My Emotions Are Blinding
3. Fields Of Blue
4. Ladies Don’t Play Guitar
5. Matrimony
6. Baby Don’t Believe
7. Please Don’t Ruin This For Me
8. 10 Minutes 10 Years
9. Modern Woman
10. Island Music

Ritual in Repeat (2014) me pareció un buen disco, pero lo cierto es que se trata del álbum que, sin ser ningún tropezón, ‘humanizó’ a los autores de los discazos Cape Dory (2011) y Young & Old (2012). Una vez superado el trámite de seguir haciendo música después de firmar dos discos difícilmente superables, el matrimonio formado por Alaina Moore y Patrick Riley entrega un estupendo cuarto disco, en el que siguen sacando partido a sus dotes para hacer buen pop.

Las diez canciones que forman este LP mantienen un gran nivel, pero lo mejor aparece en la primera mitad, tras la inicial In The Morning I’ll Be Better se suceden las tres canciones que hacen de Yours Conditionally un disco destacable; las elegantes My Emotions Are Blinding y Ladies Don’t Play Guitar acompañan al temazo Fields Of Blue, una canción que por sí misma podría mantener a Tennis entre las bandas más inspiradas del pop actual.

8 NOTABLE

CLAP YOUR HANDS SAY YEAH. the tourist. 2017

abril 19, 2017

Clap Your Hands Say Yeah - The Tourist

1. The pilot
2. A chance to cure
3. Down (Is where I want to be)
4. Unfolding above celibate moon (Los Angeles Nursery Rhyme)
5. Better off
6. Fireproof
7. The vanity of trying
8. Loose ends
9. Ambulance chaser
10. Visiting hours

Alec Ounsworth se ha convertido con el paso de los años y los discos en uno de mis músicos favoritos, The Tourist es el quinto disco de Clap Your Hands Say Yeah, un nombre pudo asociarse a un hype indie tras su debut homónimo de 2005 o el éxito de Satan Said Dance, single de su segundo álbum Some Loud Thunder (2007). Ha pasado más de una década de aquello, y después de trabajos como Only Run (2014) o este The Tourist, Clap Your Hands Say Yeah se ha consolidado como el sólido e interesante proyecto personal del talentoso músico de Philadelphia.

La propuesta musical de The Tourist está lejos del pop animado de los primeros discos de Clap Your Hands Say Yeah, al parecer la intención de Alec Ounsworth ha sido reflejar en las canciones unos años de “confusión emocional”. El resultado no es para nada tedioso, se trata de una buena colección de canciones donde priman los medios tiempos y el sonido acústico gana en ocasiones protagonismo, pero también hay hueco para la fuerza e intensidad características del músico en dos de las mejores canciones del conjunto; Better off y The vanity of trying.

Las dos canciones mencionadas aparecen tras un tramo inicial que poco a poco nos introduce en el universo sonoro de Alec Ounsworth, Down (Is where I want to be) y la épica Ambulance chaser son también de las más animadas del conjunto, pero entre ellas aparecen siempre canciones reposadas que mantienen el tono intimista del álbum, como las interesantes Unfolding above celibate moon (Los Angeles Nursery Rhyme) y Fireproof, o las acústicas Loose ends y Visiting hours. Esta última cierra de forma apropiada este estupendo álbum.

8 NOTABLE