TENNIS. ritual in repeat. 2014

Tennis - Ritual In Repeat

1. Night Vision
2. Never Work For Free
3. Needle And A Knife
4. I’m Callin’
5. Bad Girls
6. Timothy
7. Viv Without The N
8. Wounded Heart
9. This Isn’t My Song
10. Solar On The Rise
11. Meter & Line

El matrimonio entre Alaina Moore y Patrick Riley sigue dando frutos musicales, éste es su tercer LP, cuyo principal inconveniente es que se presenta como sucesor de dos discazos como Cape Dory (2011) y Young & Old (2012), además del EP Small Sound (2013), que contiene una de las canciones incluidas en éste disco; Timothy.

Ritual in Repeat sale perdiendo respecto a la obra anterior de Tennis, aunque la buena noticia es que la pareja mantiene la inspiración pop que tan buenos resultados les ha dado, y que espero les acompañe durante mucho tiempo. Es probable que mi valoración sea algo más negativa de lo que el disco merece, probablemente le hubiera prestado más atención si se tratara de un álbum de una banda desconocida, librándose así de la comparativa con anteriores trabajos.

En mi opinión lo que hace que Ritual in Repeat no sea un disco tan redondo como los anteriores es su heterogeneidad. Tres productores diferentes se han repartido los once cortes, ésto probablemente haya favorecido individualmente a la mayoría de las canciones, pero le resta continuidad y coherencia al conjunto. Creo que no favorece la combinación en tramos centrales del disco de canciones con vocación ochentera e incluso disco (I’m Callin’), con otras lentas (Bad Girls, This Isn’t My Song) o de corte más acústico (Wounded Heart), a pesar de que todas las canciones mencionadas me parecen acertadas de forma individual.

Otro de los motivos por los que este disco no me ha enganchado tanto como los anteriores es que no tiene ninguna canción arrebatadora, a la altura de otras como Marathon, Seafarer o Traveling. Ésto no quiere decir que no contenga algunas canciones que me gusten bastante, como Never Work For Free, Viv Without The N o Solar On The Rise.

Lo heterogéneo del disco hace que algunos cortes resulten singulares en la discografía de Tennis, como I’m Callin’, que podría acercar a Alaina Moore a divas de la talla de Kylie Minoge o la casi folkie Wounded Heart. Otra curiosidad es el parecido entre la guitarra de This Isn’t My Song con la de The Dancer Disappears, canción de Dean Wareham editada este mismo año.

7 BUENO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: