JOAQUÍN SABINA. vinagre y rosas. 2009

Joaquin Sabina Vinagre y Rosas

1. Tiramisú de limón
2. Viudita de Clicquot
3. Cristales de Bohemia
4. Parte meteorológico
5. Ay! Carmela
6. Virgen de la Amargura
7. Agua pasada
8. Vinagre y rosas
9. Embustera
10. Nombres impropios
11. Menos dos alas
12. Crisis
13. Blues del alambique
Bonus track
14. Violetas para Violeta

Joaquín Sabina, adorado por muchos, odiado por otros tantos e ignorado por algunos, es sin duda un popular personaje de nuestra democrática España… es más que obvio que sus mejores tiempos pasaron hace mucho, lejos quedan ya Esta boca es mía (1994) o Yo, mi, me, contigo (1996). Yo, sin ser un incondicional de Sabina, siempre escucho sus nuevos trabajos, por si me encuentro con alguna sorpresa, como sucedió en Dímelo en la calle (2002).

Parece que Joaquín pasaba por una etapa de felicidad sentimental que le impedía escribir canciones, por ello se apoyó en Benjamín Prado y en la ciudad de Praga; pienso que no hay necesidad de forzar las cosas, y si no sale, pues no sale. Encuentro buenas intenciones en Vinagre y Rosas, pero unos resultados bastante flojos.

La mayor parte del repertorio del disco me produce una indiferencia similar a la que me produjo Alivio de Luto (2005), pero algunas canciones me recuerdan lo que a mí me gusta de Sabina, precisamente las que se alejan del sonido que parece que De Diego, Varona y el propio Joaquín se empeñan en inculcar al Sabina del nuevo siglo.

Me gusta cuando la letra y la voz de Sabina se acompaña de ritmos clásicos; rock, rumba, vals, etc… pero con cierto toque cutre-salchichero que evidencia que no se toma demasiado en serio a sí mismo, que no pretende ser excesivamente transcendental… ésto no parece estar dispuesto a hacerlo demasiado últimamente; pero el rock a lo JJ Cale de Parte meteorológico o la rumba en Menos dos alas hacen que no pierda la esperanza.

En segunda línea quedarían las canciones normalitas, que podrían salvarse, como el primer single, Tiramisú de limón, Embustera (va a ser que no le sienta mal juntarse con Pereza), Ay! Carmela o el Blues del alambique. El resto no llegan a ser buenas canciones, algo les falta… y es por ello que el disco no ha llegado a convencerme.

Mención especial merece el bonus track, Violetas para Violeta, que me parece de lo mejor del conjunto, me hubiera gustado un disco entero en esta línea.

6 AGRADABLE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: